ECONSULTORA

¿Por qué es importante armar una Planificación Anual en tu Empresa?

Vamos a hablar de porque es necesario y esencial armar una buena Planificación Anual para tu empresa, la planificación facilita los objetivos propuestos para la empresa

Existen diversas clasificaciones acerca de la planificación:

  • La planificación estratégica: está diseñada para satisfacer las metas generales de la organización.
  • La planificación operativa: muestra cómo se pueden aplicar los planes estratégicos en el quehacer diario.

Los planes estratégicos y los planes operativos están vinculados a la definición de la misión de una organización, la meta general que justifica la existencia de una organización.

Los planes estratégicos difieren de los planes operativos en cuanto a su horizonte de tiempo, alcance y grado de detalle.

La planificación operativa consiste en formular planes a corto plazo que pongan de relieve las diversas partes de la organización. Se utiliza para describir lo que las diversas partes de la organización deben hacer para que la empresa tenga éxito a corto plazo.

Una planificación tiene varios propósitos y todos ellos son importantes: 

  • Compromiso:

 Una planificación es un compromiso alcanzado por las partes implicadas: jefe de proyecto, equipo de proyecto y cliente. El equipo de desarrollo se compromete a realizar las tareas detalladas en los tiempos marcados y el cliente acepta el trabajo descrito como el trabajo a entregar. El jefe del proyecto (Director de Proyecto, Project Manager) debe consensuarla con todos los implicados y así asegurarse así su compromiso.

  • Reconocimiento:

 Cada miembro del equipo ve que su trabajo, forma parte del desarrollo del proyecto completo. Su aportación es conocida y reconocida por los demás y permite que haya una mayor cohesión entre todos los componentes del equipo.

  • Avance:

Tener una planificación pormenorizada del trabajo y actualizar de forma progresiva la misma nos permite tener una idea del grado de avance o progreso de nuestro proyecto.

Siempre debemos tener en cuenta que una planificación es una herramienta para conseguir que nuestro proyecto termine con éxito, que cumplamos los objetivos que hemos marcado en el mismo. Una planificación no es un objetivo en sí.

Buena planificación = Buena planificación del Tiempo

Para conseguir una buena planificación en tu empresa hay que tener en cuenta que es necesario una buena gestión del tiempo, ya que es necesario determinar metas, tareas, prioridades, plazos, etc. Una vez delineados estos objetivos, el siguiente paso es programar las acciones.

Los objetivos deben ser:

  • Concretos: un objetivo tiene que ser específico, ser tan claro que no tienes que tener ninguna duda de si los has conseguido o no.
  • Alcanzables: debe suponer un reto, pero no debe de ser imposible de conseguir. 
  • Medibles: es muy importante poder controlar el progreso de tu objetivo. Poder medirlo y ver el avance de lo que estás haciendo te anima a seguir hacia la meta final.
  • Plazos: si no ponemos fechas a nuestros objetivos es más fácil ir dejándolo para otro momento, por lo que ponerles fechas es una clave básica para realizar nuestras tareas.

Aunque el ritmo de trabajo es muy rápido y, habitualmente, los objetivos de la empresa requieren resultados inmediatos, es muy importante planificar a largo plazo. Este tipo de planificación estratégica nos va a permitir cumplir con nuestra planificación anual, mensual, semanal y diaria. Lo ideal es un calendario trimestral o incluso anual donde puedas apuntar las fechas señaladas: reuniones importantes, entregas, finalización de proyectos, viajes corporativos, etc. Esto te dará una visión global de tus objetivos que te ayudará a gestionar mejor tú tiempo y de cómo debes planificarte a medio y a largo plazo.